Plebiscito sobre el Límite de la Tierra – Frei Betto

O problema da desigualdade no reparto da terra segue a ser un problema en Brasil malia a loita de moitos grupos -coma o MST- e persoas contra as grandes extensións de terra controladas por unhas poucas mans. Neste artigo Frei Betto presentanos a realidade do seu pais ante a celebración do Foro Nacional da Reforma Agraria e Xustiza no Campo.

Plebiscito sobre el Límite de la Tierra – Frei Betto

Entre el 1 y el 7 de setiembre el Foro Nacional de la Reforma Agraria y Justicia en el Campo promoverá, en todo el Brasil, un plebiscito sobre el límite de la propiedad rural. Las más de 50 entidades que integran el Foro harán de la Semana de la Patria y del Grito de los Excluidos, celebrado cada 7 de setiembre, un momento de clamor por la reforma agraria en nuestro país.

En la zona rural brasileña viven hoy día cerca de 30 millones de personas, poco más del 16% de la población del país. El Brasil presenta uno de los mayores índices de concentración agraria del mundo: casi el 50% de las propiedades rurales tienen menos de 10 ha (hectáreas) y ocupan apenas el 2,36% del área del país. Y menos del 1% de las propiedades rurales (46.911) tienen más de 1 mil ha cada una y ocupan el 44% del territorio (IBGE 2006).

Las propiedades con más de 2.500 ha son apenas 15.012 y ocupan 98,5 millones de ha: 28 millones de hectáreas es más que casi 4,5 millones de propiedades rurales con menos de 100 ha.

Ante este cuadro de grave desigualdad no se puede admitir que inmensas propiedades rurales puedan pertenecer a un único dueño, impidiendo el acceso democrático a la tierra, que es un bien natural, colectivo, pero limitado.

La finalidad del plebiscito es demostrar al Congreso Nacional que el pueblo brasileño desea que se incluya en la Constitución un nuevo inciso limitando la propiedad de la tierra -principio adoptado por varios países capitalistas- a 35 módulos fiscales. Las áreas mayores de esta medida serían incorporadas al patrimonio público y destinadas a la reforma agraria.

El módulo fiscal sirve de parámetro para clasificar el tamaño de una propiedad rural, según la ley 8.629 del 25/02/93. Un módulo fiscal puede variar de 5 a 110 ha, dependiendo del municipio y de las condiciones de suelo, relieve, acceso, etc. Se considera pequeña propiedad el inmueble con un máximo de cuatro módulos fiscales; media, hasta 15; y grande con más de 15 módulos fiscales.

Un límite de 35 módulos fiscales equivale a un área entre 175 ha (caso de inmuebles cerca de las capitales) y 3.500 ha (como en la región amazónica). Apenas 50 mil entre los cinco millones de propiedades rurales existentes en el Brasil se encuadran en este límite. O sea, 4.950 millones de propiedades tienen menos de 35 módulos fiscales.

Este tema fue resaltado en la Campaña de la Fraternidad 2010, promovida por la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil). Todos los datos indican que la concentración agraria expulsa familias del campo, multiplica el número de favelas y la violencia en los centros urbanos. Más de 11 millones de familias viven hoy en favelas, caseríos o zonas peligrosas.

En los últimos 25 años, 1.546 trabajadores rurales fueron asesinados en el Brasil; 422 presos; 2.709 familias expulsadas de sus tierras; 13.815 familias expoliadas; y 92.290 familias envueltas en conflictos por la tierra. Además se registraron 2.438 casos de trabajo esclavo, con 163 mil trabajadores esclavizados.

Desde 1993 el Grupo Móvil del Ministerio de Trabajo liberó 33.789 esclavos. De 1.163 casos de asesinatos, sólo 85 fueron a juicio, siendo condenados 20 ordenantes y 71 ejecutores. De los ordenantes, sólo uno se encuentra preso, Vitalmiro Bastos de Moura, el Bida, uno de los que ordenaron la eliminación de la hermana Dorothy Stang, en 2005.

Tanto el plebiscito como lo antes dicho tratan de hacer aprobar la propuesta de enmienda constitucional (PEC 438) que determine la confiscación de propiedades donde se practique el trabajo esclavo, así como acotar límites a la propiedad rural. Las propiedades confiscadas serían destinadas a la reforma agraria.

Aunque el lobby del latifundio pregone las «maravillas» del agronegocio, casi todo orientado a la exportación y no al mercado interno, la mayor parte de los alimentos de la mesa del brasileño proviene de la agricultura familiar. Ésta es la responsable de toda la producción de verduras; del 87% de la mandioca; del 70% del frijol; del 59% de los cerdos; del 58% de la leche; del 50% de las aves; del 46% del maíz; del 38% del café; del 21% del trigo.

La pequeña propiedad rural emplea al 74,4% de las personas que trabajan en el campo. El agronegocio, apenas el 25,6%. Mientras la pequeña propiedad ocupa 15 personas por cada 100 ha, el agronegocio, que dispone de tecnología avanzada, solamente 1,7.

Para mayor información y para firmar lo arriba expuesto: www.limitedaterra.org.br

[Traducción de J. L. Burguet]

– – –

Fonte: www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=50345

Un comentario

Los comentarios están cerrados.